Donald Trump, participará en la próxima Cumbre de las Américas que se celebrará en abril de este año en Lima Perú. Previo a conocer esta noticia el presidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski retiro la invitación al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, justamente después de la visita del secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, que en su gira alineo a los países pro EEUU en el continente.

Claramente uno de los objetivos de esta cumbre compuesta mayoritariamente por países dirigidos por gobierno ultraconservadores, es de buscar mayores presiones contra Venezuela, sancionada de manera unilateral por EEUU.

No cabe duda que la cumbre regional será un hito importante en la recuperación de la hegemonía en la región de los intereses del imperialismo estadounidense en América Latina. En esta cumbre se juega de alguna manera la confrontación entre la soberanía de los países de la región versus el sometimiento a la hegemonía estadounidense.