Un grano de arena bajo un microscopio de fluorescencia. Las bacterias se pueden ver en verde

La superficie de un solo grano de arena puede proporcionar un hogar para 100.000 bacterias, una bulliciosa ciudad de vida microbiana. Y no solo eso: las comunidades prósperas también son diversas, formadas por miembros de miles de especies distintas.

Un estudio detallado fue publicado recientemente en el ISME Journal .