En un extracto del número del 13 de abril de 1968 de Science News decía: “El sarampión mata a 10,000 niños mexicanos por año”

Las   campañas para vacunar a todos los niños, incluso en comunidades rurales o de difícil acceso, han transformado el sarampión de una enfermedad infantil común a un diagnóstico inusual.

En 2016, la Organización Panamericana de la Salud declaró que América estaba libre de sarampión, en gran parte debido a las campañas de vacunación de largo alcance.

Eliminar infecciones no significa que un virus no pueda reintroducirse. Los viajeros internacionales pueden traer el sarampión desde otros lugares. Un brote de 2017 en Minnesota vio 79 casos confirmados, muchos en una comunidad con bajas tasas de vacunación.