Desde el 1 de enero del nuevo año que viene el 2018, el sueldo mínimo subirá 6 mil pesos. De acuerdo a la Ley 20.395 aprobada por el Congreso Nacional chileno. Esto significa algo más de 30 pesos por hora de trabajo.

También para trabajadores mayores a 65 años y menores de 18 el sueldo llegará a la "fortuna" de 206.000 pesos.

Este incremento por etapas del salario mínimo fue acordado entre la CUT, Congreso y el Gobierno en el 2015, impidiendo de esta manera, la negociación en los años siguientes del nuevo techo del salario mínimo. Recordemos además que los $276.000 son el salario bruto, que con los descuento queda aún más raquítico, para que los trabajadores y trabajadoras puedan sobrevivir dándole el sustento a sus familias.

El salario es una relación de fuerzas, en la medida que se tengan sindicatos fuertes y un movimiento de trabajadores activo, los asalariados podrán cambiar este vergonzoso salario, que es funcional a los intereses del gran empresariado para aumentar sus ganancias.