El Gobierno chino ha respondido este miércoles a la guerra comercial abierta por Trump presidente de los EEUU, las autoridades chinas anunciaron un impuesto de 25 por ciento sobre las exportaciones de EE.UU. a China, incluyendo la soja, coches y material químico, aumentando así el precio final de dichos productos.

El Gobierno de Pekín tiene planeado imponer aranceles de un 25 % sobre 128 productos provenientes de Estados Unidos, como respuesta por la decisión de Trump de aumentar las tarifas para unos 1300 productos importados desde China.

Geng Shuang, portavoz de la Cancillería de China afirmo “Cualquier intento para arrodillar a China mediante amenazas e intimidación nunca tendrá éxito. No funcionará ahora y no lo hará en el futuro”…“No hay ganadores en una guerra comercial y la parte que la inicia se dañará tanto a sí mismo como a los otros”.

Las medidas de Pekín afectarán el movimiento de más de 100 mil millones de dólares de productos que China importa desde los EEUU.

China además ha llevado ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) las acciones proteccionistas de los Estados Unidos.