La expresidenta de Brasil Dilma Rousseff manifestó hoy que la persecución judicial bajo cargos de supuesta corrupción contra el también exmandatario de ese país Luiz Inácio Lula da Silva se debe a que la derecha brasileña "no tiene un candidato" para las elecciones de 2018.

Rousseff, quien participó en una conferencia en Montevideo, afirmó que los partidos de centro y derecha de Brasil quieren "destruir" a Lula por una "guerra política", pero aseveró al final de su discurso que el exmandatario va a ser candidato a presidente de Brasil".