El secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasralá, ha asegurado este lunes que 55 misiles fueron lanzados desde Siria hacia los ocupados altos del Golán el pasado jueves, en respuesta a la más reciente agresión israelí contra el territorio sirio.

“Lo que ocurrió en realidad, 55 misiles, varios de ellos de gran poder destructivo fueron lanzados, algunos golpearon posiciones militares de la ocupación israelí y varios puntos en los altos del Golán, (...) y obligaron a los colones israelíes a irse a los refugios”, ha indicado Nasralá en un discurso retransmitido por la televisión libanesa.

El líder de Hezbolá, no obstante, ha resaltado que las fuerzas israelíes ocultaron el número de bajas y posiciones afectadas, así como la cifra de misiles derribados por los sistemas de defensa aérea de Siria durante su agresión aérea contra el territorio sirio.

La agresión a la que se refiere Nasralá se produjo la madrugada del jueves cuando la fuerza aérea israelí atacó Siria aduciendo que se trataba de una respuesta al presunto lanzamiento de 20 cohetes desde Siria contra los altos del Golán ocupados por el régimen de Tel Aviv.

Sin embargo, el secretario general de Hezbolá ha hecho hincapié en que la reciente respuesta misilística de Siria ha marcado una “nueva fase en el conflicto sirio”, ya que muestra que Damasco y sus aliados están preparados para llevar a su “máxima extensión” la defensa del territorio sirio ante la “sistemática agresión de Israel”.

Nasralá, además, ha advertido a las autoridades del régimen de Tel Aviv de que si siguen sus violaciones contra el territorio sirio, recibirán una firme respuesta en “el corazón de los territorios ocupados, no solo en los altos del Golán”.

“Los enemigos israelíes no pueden seguir violando la soberanía de Siria, cometiendo agresiones contra el pueblo y el eje de Resistencia de Siria, sin tener una respuesta contundente”, ha agregado.  

El citado ataque de represalia del Ejército sirio contra Israel causó daños a varias bases militares israelíes en los altos del Golán, si bien, según el ejército del régimen de Israel, algunos cohetes fueron neutralizados por los sistemas antiaéreos. El diario británico The Guardian reportó que no todos los cohetes habían sido interceptados por los aparatos israelíes.

Desde el inicio del conflicto en Siria en 2011, la fuerza aérea israelí ha violado habitualmente el espacio aéreo de Siria para bombardear las posiciones del Ejército sirio y debilitarlo, pero los aviones y los misiles de Israel se topan a menudo con las unidades de defensa aérea de Siria, que frustran dichos ataques.

Fuente: Hispanitv