El papa Francisco afirmo que cometido "graves equivocaciones de valoración" en el caso de encubrimiento de abusos sexuales por parte del obispo Juan Barros.

El Papa envió una carta a la Conferencia Episcopal de Chile, en la cual pide perdón a todos los que se sintieron ofendidos, siento "dolor y vergüenza"…"He incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada”…"Ya desde ahora pido perdón a todos aquellos a los que ofendí y espero poder hacerlo personalmente, en las próximas semanas, en las reuniones que tendré con representantes de las personas entrevistadas".

Además el Papa llamo a los obispos chilenos a una reunión en Roma para comunicar los resultados de la investigación sobre el caso del obispo Barros.

El obispo Barros fue acusado por diversas victimas de encubrir al sacerdote Fernando Karadima, responsable de abuso sexual a menores, en las décadas de los 80 y 90. Karadima fue suspendido de por vida de sus funciones.