Guante, Rata, Bobby y Loco eran los cuatro perritos que vivían en una ripiera ubicada en la ruta 5 norte a la altura del cruce de ingreso a Taltal.

Eran regalones del lugar por esa razón al no volver la noche del domingo, el dueño de los canes salió en su búsqueda apenas aclaró.

Este lunes, cerca de mediodía, los encontró atrapados en un pozo de alquitrán. En ese momento pasaba por el lugar, realizando patrullajes preventivos por la ruta 5 norte un radio patrulla del Retén Alemania de la 1a Comisaría de Taltal.

“Íbamos por la ruta patrullando, cuando vemos que un joven corría hacia nosotros, nos detuvimos y nos explicó lo que ocurría, por lo que de inmediato fuimos a ayudar” recordó el Suboficial Mayor Eduardo Bravo Gómez Jefe (s) del destacamento que iba en el vehículo policial acompañado por el Cabo 1° Mauricio Flores Morales y el Carabinero Jonathan Villa Padilla.

Al llegar al lugar se percataron de la crítica situación en que se encontraban los perritos y solicitaron unas palas a una posada cercana pero era imposible usarlas ya que el alquitrán estaba demasiado duro.

Entonces “no lo dudamos dos veces y comenzamos a tratar de sacar a los perros con las manos” señaló el Suboficial Mayor.

Fueron casi 2 horas de arduo trabajo entre los trabajadores de la ripiera y Carabineros hasta que lograron retirar a los perritos del alquitrán. Una vez retirados los canes Carabineros junto al angustiado dueño trataron de quitarles en algo el producto y fueron evaluados por el veterinario de la municipalidad que llegó al lugar pero su condición era crítica siendo trasladados hasta Taltal donde lamentablemente debieron ser sacrificados por las graves lesiones producto de las casi 12 horas que se estima estuvieron atrapados.

Al lugar también concurrieron Bomberos de Taltal y personal de la Municipalidad de dicha comuna que fueron avisados por Carabineros de la situación que se estaba viviendo.

Respecto al alquitrán este sería un vertimiento ilegal por lo que fue informada la Dirección de Medio Ambiente de la municipalidad de Taltal.

Fuente: Timeline Antofagasta